Desarme

 

Conferencia de Desarme

La Conferencia de Desarme (CD) es el foro permanente para las negociaciones multilaterales en materia de desarme.

La CD tiene sus orígenes en el Comité de Desarme de las Dieciocho Naciones (ENDC, por sus siglas en inglés), establecido en marzo 1962 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la resolución 1722(XVI).  Los dieciocho miembros que integraron el ENDC incluían a cinco Estados de la OTAN (Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido), cinco del Pacto de Varsovia (Bulgaria, Checoslovaquia, Polonia, Rumania y la Unión Soviética) y ocho que no pertenecían a ninguna de las dos grandes alianzas militares (Birmania, Brasil, Egipto, Etiopía, India, México, Nigeria y Suecia).

En 1969, el ENDC se convirtió en la Conferencia del Comité de Desarme (CCD), ampliando su membresía a 30 Estados.

En 1978, como resultado del primer período extraordinario de sesiones de la Asamblea General dedicado al desarme (SSOD-I), el CCD se transformó en Comité de Desarme. El Comité de Desarme contaba con cuarenta Estados miembros, incluyendo por primera vez a las cinco potencias nucleares en el foro multilateral de negociación.

En 1982, el Comité cambió su nombre a Conferencia de Desarme. Posteriormente, en 1996 y 1999,  el número de miembros se amplió para llegar a los 65 miembros con que cuenta actualmente.

Entre las labores y logros de la CD, destaca lo ocurrido entre 1978 y 1997, cuando su membresía negoció y concluyó dos de los más importantes instrumentos jurídicos en materia de desarme:

·         La Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción (CAQ), el primer acuerdo multilateral que contempla la eliminación de una categoría completa de armas de destrucción masiva, misma que México ratificó el 29 de agosto de 1994 y entró en vigor el 29 de abril de 1997.

·         El Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (TPCEN), el cual fue ratificado por México el 5 de octubre de 1999. Este Tratado aún no entra en vigor debido a la falta de ratificación de países incluidos en el Anexo 2 del mismo, tales como China, Estados Unidos, India, Israel, Pakistán, la República Popular Democrática de Corea, entre otros.

Lamentablemente, por divergencias sobre cómo tratar ciertos temas de la agenda, desde 1997 la CD no ha podido adoptar e implementar un programa de trabajo que le permita reanudar sus labores sustantivas y volver a cumplir la función para la que fue creada.

La CD sesiona de forma anual, con tres periodos de reuniones por año. El primer periodo comienza en la penúltima semana de enero y tiene una duración de 10 semanas; el segundo inicia en mayo y dura 7 semanas y el tercero en julio y tiene una duración de 7 semanas. La Sesión 2017 de la Conferencia de Desarme sesionará en:

Periodo I: 23 de enero al 31 de marzo

Periodo II: 15 de mayo al 30 de junio

Periodo III: 31 de julio al 15 de septiembre

La Conferencia de Desarme se reúne en la histórica Sala Francisco de Victoria, del Palais des Nations, donde sesionaba el Consejo de la Sociedad de Naciones, decorada con los frescos del artista catalán José María Sert (1876-1945).

Durante la Sesión 2015 de la Conferencia de Desarme, por orden alfabético rotativo, México asumió la Presidencia de este foro. Varias fueron las iniciativas presentadas durante la Presidencia de México, el resumen oficial del Presidente, el cual presenta los acontecimientos más relevantes de dicho periodo puede consultarse en la siguiente dirección electrónica:

https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/G15/026/08/pdf/G1502608.pdf?OpenElement

La página oficial de la Conferencia de Desarme, donde son publicados los documentos oficiales e intervenciones realizadas por las delegaciones en las sesiones públicas se encuentra en:

 

http://www.unog.ch/80256EE600585943/(httpPages)/2D415EE45C5FAE07C12571800055232B?OpenDocument

 

Armas Biológicas

La Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de las Armas Bacteriológicas (Biológicas), y toxínicas y sobre su destrucción (CAB) fue el primer instrumento multilateral internacional que prohíbe el desarrollo, producción, adquisición, transferencia, almacenamiento y el uso de una categoría completa de armas de destrucción masiva. La Convención fue abierta a firma el 10 de abril de 1972 y entró en vigor el 26 de marzo de 1975. El Gobierno de México depositó su instrumento de ratificación el 8 de abril de 1974.

Actualmente la CAB cuenta con 175 Estados Partes y 8 Estados signatarios.

Desde su entrada en vigor, los Estados Partes han realizado esfuerzos para asegurar que la Convención sigue siendo relevante y eficaz en el cumplimiento de su objetivo, a pesar de los cambios tecnológicos, políticos y de políticas de seguridad. Es así que los Estados Partes celebran conferencias de examen cada cinco años para revisar el funcionamiento, alcance y cumplimiento de la CAB. De igual forma, entre la celebración de estas conferencias de examen los Estados Partes continúan realizando distintas actividades e iniciativas encaminadas a fortalecer la aplicación de la CAB.

Cabe destacar que, a diferencia de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas, la CAB carece de un mecanismo de verificación para controlar su cumplimiento, cuestión que ha limitado su efectividad. Por lo anterior, durante los últimos 15 años distintos Estados Parte han promovido una iniciativa para negociar y adoptar un Protocolo de Verificación, sin embargo, hasta ahora no ha sido posible llegar a un acuerdo sobre la adopción del Protocolo, a pesar de que una abrumadora mayoría de Estados Parte han apoyado dicha iniciativa. México lamenta lo anterior y considera que es indispensable dotar a la Convención de un mecanismo de verificación efectivo.

La próxima Conferencia de Examen de la Convención se realizará en Ginebra, Suiza, del 7 al 25 de noviembre de 2016. La página oficial de la CAB se encuentra en:

 

http://www.unog.ch/80256EE600585943/(httpPages)/04FBBDD6315AC720C1257180004B1B2F?OpenDocument

 

Minas Antipersonal

La Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal, también conocida como la Convención de Ottawa,  es el resultado de la Conferencia diplomática sobre la prohibición total de las minas terrestres antipersonal, en Oslo el 18 de septiembre de 1997. La Convención se abrió para a firma el 3 de diciembre de 1997 y hasta el 4 de diciembre de 1997 en Ottawa, Canadá, y posteriormente permaneció abierta en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York hasta su entrada en vigor el 1º de marzo de 1999. El Gobierno de México depositó su instrumento de ratificación el 9 de junio de 1998.

Actualmente 162 Estados han convenido someterse a las normas de la Convención.

Al igual que en otras convenciones sobre desarme, los Estados Partes de la Convención de Ottawa celebran conferencias de examen cada cinco años para revisar su  funcionamiento, alcance y cumplimiento. En los periodos entre cada conferencia de examen, los Estados Parte continúan sus esfuerzos para fortalecer la Convención, mediante la celebración de reuniones de expertos y de Estados Parte, las cuales se realizan anualmente.

En la Tercera Conferencia de Revisión de la Convención, realizada en Maputo, Mozambique, en 2014, los Estados acordaron establecer cuatro comités temáticos permanentes para consolidar y concentrar los esfuerzos globales de acción contra minas en la mayor medida posible. Los cuatro comités son: (i) Comité sobre la Aplicación del Artículo 5; (ii) Comité sobre el Cumplimiento Cooperativo; (iii) Comité sobre la Asistencia a las Víctimas; y (iv) Comité sobre el Fortalecimiento de la Cooperación y Asistencia. Adicionalmente, en atención a la necesidad de tener mayor coordinación en el trabajo de los comités, los Estados Parte acordaron en 2000 crear un Comité de Coordinación, cuyos miembros serían a su vez todos los miembros de los comités temáticos permanentes, El Comité de Coordinación es presidido por el Presidente de la Convención en turno y además cuenta con la participación del Presidente designado.

México, junto con Países Bajos, Suiza y Uganda, es miembro del Comité sobre el Fortalecimiento de la Cooperación y Asistencia, su mandato concluye al finalizar la 15° Reunión de Estados Partes, la cual se realizará en Santiago, Chile en a finales de noviembre de 2016.

Mayor información sobre la convención y su implementación puede ser consultada en:

http://www.unog.ch/80256EE600585943/(httpPages)/CA826818C8330D2BC1257180004B1B2E?OpenDocument

 

Convención sobre ciertas Armas Convencionales 

La Convención sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que puedan considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados y sus Protocolos I (fragmentos no localizables), II (minas, armas trampa y otros artefactos) y III (armas incendiarias) fueron adoptados el 10 de octubre de 1980 y entraron en vigor el 2 de diciembre de 1983. En estos instrumentos jurídicos se prohíbe, con fines humanitarios, el empleo de armas que provocan heridas mediante fragmentos no localizables por rayos X y se reglamenta el uso tanto de las armas incendiarias como de las minas terrestres y otros artefactos. 

Esta Convención es uno de los principales instrumentos de derecho internacional humanitario, cuyo objetivo es proteger a la población civil de los efectos nocivos e indiscriminados de las armas y proteger a los combatientes de los sufrimientos excesivos en relación con la necesidad de lograr un objetivo militar legítimo.

Una de las características importantes de esta Convención es la posibilidad de ampliar su alcance en respuesta al desarrollo de nuevas armas o cambios en la conducción de la guerra, ya que estipula un mecanismo de revisión que permite la adopción de prohibiciones o restricciones adicionales de empleo por razones humanitarias, de nuevas categorías de armas.

En virtud de lo anterior, en 1995 y 2003 los Estados Partes aprobaron dos nuevos protocolos: el Protocolo IV (armas láser cegadoras)  y  el Protocolo V (restos explosivos de guerra). El Protocolo IV prohíbe emplear o transferir a un Estado o a cualquier otra entidad armas láser específicamente concebidas para causar ceguera permanente. El Protocolo V, último protocolo aprobado, no contiene prohibiciones o restricciones de empleo, sino que solicita a las partes en un conflicto tomar medidas concretas en el período posbélico a fin de reducir al mínimo los peligros que entrañan los artefactos sin estallar y abandonados al término del conflicto armado.

Además, en 1996 los Estados Partes enmendaron el Protocolo II (minas, armas trampa y otros artefactos), para hacerlo aplicable a los conflictos armados no internacionales y prohibir el empleo de la mina antipersonal que no fuese detectable o no contara con un mecanismo de autodesactivación o autodestrucción.

El ámbito de aplicación de la Convención se ha ampliado también a todos los tipos de conflicto armado. Cuando se aprobaron en 1980, los Protocolos I, II y III de la Convención sólo se aplicaban a los conflictos armados internacionales. En 1996, el Protocolo II Enmendado extendió su ámbito de aplicación a los conflictos internos. Asimismo, en 2001, la Segunda Conferencia de Examen amplió la aplicación del resto de protocolos vigentes --I, III y IV-- a los conflictos armados no internacionales. Hoy, las normas de la Convención se aplican en todas las situaciones de conflicto armado.

Actualmente 121 Estados son Partes de la Convención y otros 5 la han firmado sin ratificarla. El gobierno de México ratificó la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales y sus Protocolos I, II y III el 11 de febrero de 1982, y el 10 de marzo de 1998 ratificó el Protocolo IV. México depositó su instrumento de adhesión a la enmienda del Artículo 1 de la Convención el 22 de mayo de 2003. Aún no se ha adherido al Protocolo II Enmendado. Tampoco ha ratificado el Protocolo V, aunque se encuentra en proceso interno de examen para envío a aprobación del H. Senado de la República.

La próxima Conferencia de Examen de la Convención se realizará en Ginebra, Suiza, del 12 al 16 de diciembre de 2016. La página oficial de la Convención se encuentra en: 

http://www.unog.ch/80256EE600585943/(httpPages)/4F0DEF093B4860B4C1257180004B1B30?OpenDocument

 

Convención sobre Municiones de Racimo

La Convención sobre Municiones en Racimo (CMR) fue adoptada por la Conferencia Diplomática de Dublín sobre Municiones en Racimo en Dublín el 30 de mayo de 2008.  La Convención se abrió a la firma en una conferencia de firma en Oslo el 3 de diciembre de 2008 y entró en vigor el 01 de agosto 2010.

Al 1 de octubre de 2015, un total de 108 Estados se han adherido a esta Convención, de los cuales 100 son Estados Partes.  El Gobierno de México depositó su instrumento de ratificación el 6 de mayo de 2009.

Conforme al texto de la propia CMR, los Estados Partes celebran conferencias de examen cada cinco años para revisar su  funcionamiento, alcance y cumplimiento. En los periodos entre cada conferencia de examen, reuniones de expertos y de Estados Parte se celebran de forma anual. La primera Conferencia de Examen se celebró en septiembre de 2015.

Por otra parte, en la primer reunión de Estados Parte en 2010,  los Estados acordaron establecer un comité de coordinación a fin de consolidar los esfuerzos globales para el funcionamiento y cumplimiento de los objetivos de la CMR. Dicho Comité está integrado por el Presidente de la Convención en turno, el Presidente designado y 16 Estados Parte, quienes fungen –en pares- como coordinadores para los siguientes temas: (i) Destrucción de Existencias, (ii) Limpieza y Reducción de Riesgo, (iii) Asistencia a Víctimas, (iv) Cooperación y Asistencia, (v) Implementación Nacional, (vi) Transparencia e informes, (vii) Estado General y Operación de la Convención, y (viii) Universalización

México, junto con Croacia,   coordina el tema de Destrucción de Existencias, su mandato concluye en 2017.

Mayor información sobre los avances alcanzados por esta Convención pueden consultarse en:

http://www.unog.ch/80256EE600585943/(httpPages)/F27A2B84309E0C5AC12574F70036F176?OpenDocument